9 feb. 2009

Musica clasica en el embarazo





El sentido del ritmo se empieza a desarrollar en el utero materno unos meses antes de nacer el bebe y, asi lo han demostrado unos cientificos en Amsterdam y en Inglaterra. Se cree que esta musica escuchada por el bebe es recordada tras su nacimiento y, que estas melodias estan asociadas a sentimienos de paz.


Cuando una mujer embarazada escucha musica clasica relajante, su ritmo cardiaco se relaja al igual que el de su bebe que llega a escuchar los sonidos emitidos de esta.


La musica empieza a influir en los bebes a partir de las 20 semanas de gestacion por lo que algunos expertos recomiendan escuchar musica clasica ( Mozart es la mas recomendada por el efecto que ejerce) y, que se les hable a los bebes a pesar de que ellos no nos entienden todavia.


Igualmente se ha demostrado con este efecto de la musica de Mozart que tambien contribuye al crecimiento fetal, mejora de la creatividad y del crecimiento intelectual. Algunos expertos han llegado a considerar que este poderoso efecto no solo benefician al bebe en el utero materno si no tambien a la madre a superar el miedo al parto y a facilitar la lactancia materna por lo que contribuye a una mejor calidad del sueño del recien nacido.


Este efecto llamado Mozart lo descubrio un profesor otorrinolaringologo frances llamado Tomatis hace ya mas de 40 años. Segun este profesor, los ritmos y secuencias de Mozart nos dan una sensacin de libertad que permite respirar mas profundamente y pensar con mas facilidad.


Y...¿por que Mozart? este gran compositor de Salzburgo tuvo una vida prenatal perfecta, su madre tuvo un embarazo feliz e impregnado del amor de su marido Leopol Mozart que fue un gran compositor, por lo que todo fue transmitido al bebe Mozart a los pocos meses de ser concevido.


2 comentarios:

pity dijo...

Desde el embarazo mi hijo oia la musica ,ahora escucha clasico con toda naturalidad , me encanta verle disfrutar el los conciertos ni que decir del sentido del ritmo que tiene. saludos

CrazyCris dijo...

esto ya lo había escuchado antes... pero yo le recomendariá una dósis saludable de Mozart a todo el mundo y no solamente a las mujeres embarazadas! ;o)